Compartir
Las prácticas antidemocráticas del PRI y Morena

Las prácticas antidemocráticas del PRI y Morena

Ahora los priistas reniegan y se oponen a sus tradicionales y añejas prácticas antidemocráticas, en la elección de representantes populares y de titulares de organismos públicos, pues acusan al Partido Morena y a sus diputados de incurrir en estas acciones y otras, como la imposición o el “dedazo”.

En los actuales tiempos, el Revolucionario Institucional y sus dirigentes están sintiendo lo duro, lo tupido, lo injusto y lo perverso de las acciones antidemocráticas que durante muchos años realizó con desfachatez, burla, venganza, insensibilidad, abuso, prepotencia, altanería y arrogancia.

Por lo que hoy que no están en el poder público tendrán que aguantar calladitos las maldades de los también antidemocráticos morenistas.

El PRI en su tiempo impuso a Consejeros electorales y otros funcionarios públicos que debería tener la aprobación de los diputados y el Pleno Legislativo, pues como eran mayoría en la Cámara, votaban a favor del candidato de sus preferencias.

Aplicaban el “mayoriteo” para poner y quitar a personas que sirvieran a sus intereses, esto ahora lo hacen los morenistas.

Los diputados federales y senadores del Partido Morena, están haciendo exactamente lo mismo y no es de extrañarse, porque es un instituto político integrado por ex priistas,

Quienes confirmando su conveniencia, deslealtad, traición y de mal agradecidos, una vez se dieron cuenta que el PRI perdió el poder público y que Morena lo ganó, brincaron como chapulines desesperados y hambrientos, a este último partido.

Una de las inconformes y agraviadas por las acciones antidemocráticas de los morenistas, es la diputada federal del PRI, Mariana Rodríguez Mier y Terán, quien no tiene una mínima de razón y si tuviera vergüenza, no hablara para abordar el tema.

Pues ella es diputada federal por la vía de la imposición o “dedazo”, porque méritos no tiene ninguna, más que ser familiar de un ex secretario del gobierno estatal y consentida de un ex gobernador.

La legisladora Rodríguez Mier y Terán, no debería hablar, sin antes acordarse, de lo antidemocrático que es su partido el PRI, dado que ella y la designación de sus dirigentes son producto de la práctica del “dedazo”.

Y la elección de sus candidatos a puestos de elección popular, también provienen de la cultura de la imposición y la crítica hacia los morenistas, es su derecho, pero, no es la persona indicada para hacerlo, porque está más tiznada que un carbonero.

La mencionada diputada trata de evidenciar ser muy democrática, honesta y transparente, pero muchos saben que incurre en falsedad, toda vez que ha llegado a pues públicos con elevados salarios y sin aportar beneficios a los tamaulipecos, gracias a las influencias de sus familiares con reconocidos políticos.

No ha logrado ser servidora pública por meritos propios o con el apoyo de la gente y ni le entra a una elección constitucional porque sabe que nadie la conoce y no es popular, porque ni tan siquiera ha gestionado una caja de medicinas a la gente pobre.

Sin sustento ni razón, amenazó con realizar acciones legales para evitar la designación de consejeros del Instituto Nacional Electoral.

Dijo que la fracción del PRI en el Congreso de la Unión, recurrirá a los medios jurídicos y legislativos legales para impedir la designación de consejeros del INE, al existir indicios de la posible intromisión del Gobierno Federal, a través de su fracción mayoritaria de Morena, para proponer e imponer candidatos en las cuatro consejerías que serán renovadas este año.

Afirmó que en la designación de la Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que hubo, no se cumplió con los requisitos y debido proceso, y observa que se pretende la misma estrategia de imposición en el INE y no lo van a permitir. No debería quejarse, pues la misma practica, era constante del PRI cuando ejercía el poder público.

Expresó que en el anterior periodo de sesiones, los de Morena recurrieron a su fracción para plantear y proponer cambios en el INE, con clara intención de tomar el control del máximo órgano electoral del país.

La legisladora se queja de las perversidades y abusos de poder de anteriores gobiernos, pero ahora como no es el PRI buscará frenarlas, al destacar que van a impedir que un solo régimen busque apoderarse y controle todos los espacios. No descarta hacer un frente común con otras fracciones parlamentarias para “frenar” el autoritarismo al que se pretende someter al país.

No se justifica a la diputada del PRI ni a los legisladores del partido Morena, porque ambos son antidemocráticos, práctica que durante muchos años ha agraviado a las instituciones y a la gente, porque mediante ellas han llegado muchos funcionarios sinvergüenzas y corruptos que han generado inseguridad pública, pobreza y sufrimiento.

El dato: La Cuarta Transformación tiene sin medicinas y servicio médico eficiente y digno a las clínicas del ISSSTE, pero “no tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre”. La gente se está dando cuenta que la CT y el Primer Morenista del País, Andrés Manuel López Obrador, le está fallando y les seguirá mintiendo.

Correo:jrdelasota@hotmail.com

Dejar un Comentario