Compartir
TAMAULIPAS PIDE CUMPLIR CON LA MIGRACIÓN POR COVID-19

TAMAULIPAS PIDE CUMPLIR CON LA MIGRACIÓN POR COVID-19

El viernes 20 de marzo, el Gobernador del Estado de Tamaulipas, México, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, volvió a recordar el compromiso adquirido desde el pasado mes de julio de 2019 por la Federación, para que se asuma su responsabilidad respecto a la atención del fenómeno migratorio ocasionado por las caravanas de centroamericanos.

Asimismo, el domingo 22 el Gobernador replicó esta nota urgente, grabando ante los medios locales y nacionales en red televisiva, previendo una contingencia mayor por el cierre de la frontera por Estados Unidos de América (EUA) a las visas humanitarias por el Covid-19.

Recordando que desde mayo de ese año, el presidente norteamericano, Donald Trump, amenazó al gobierno mexicano, que de no parar las caravanas impondría aranceles a la exportación de mercancías mexicanas, de 5% cada mes hasta llegar al 25%.

Desde entonces, las corrientes migratorias, que solo venían de paso por nuestro territorio en general, y por nuestras fronteras del norte en particular, se empezaron a concentrar masivamente, registrando fuertes contingentes desde Tijuana hasta Matamoros. Principalmente en Ciudad Juárez Chihuahua, en Piedras Negras Coahuila, Monterrey Nuevo León, así como en Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros en Tamaulipas.

Ya pasaron más de 8 meses de esa contingencia, y es fecha que las autoridades federales no se encargan de atender esas movilizaciones, las que se comprometieron con nuestras autoridades locales en atender desde el mes de Julio del año pasado. Incluso fueron retirados los escasos fondos de la materia. Así se desapareció el conocido como «Fondo para el Migrante».

De forma tal que el viernes, Francisco García Cabeza de Vaca reiteró ante el secretario de Relaciones Exteriores, además ante la secretaria de Gobernación, la urgencia de cumplir con el compromiso de reacomodar a los migrantes centroamericanos que actualmente se encuentran en territorio de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, calculando ser más de 25 mil personas.

Solamente en Tamaulipas, números conservadores estiman que se registran cerca de 13 mil migrantes hacinados entre Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo. Argumentando el gobierno de Tamaulipas, que la próxima semana, el gobierno norteamericano iniciará a deportar en forma masiva, a los migrantes centroamericanos y los propios mexicanos, ya que cerrará por tres meses las gestiones de análisis de visas humanitarias, ante la contingencia del Covid-19, que además ayer permitió cerrar las fronteras a los movimientos migratorios ‘no esenciales’, amenazando incluso, si esto sigue así, en cerrar la frontera con México al comercio exterior.

Esta demanda se revierte con más urgencia, por la actual contingencia sanitaria del virus Covid-19 que está entrando en Fase 2, y se puede multiplicar por la presencia de los migrantes que sobreviven en condiciones no adecuadas y puede desatar en un mayor contagio.

Esta misma problemática fue tratada con responsabilidad este jueves, entre los tres estados del Noreste de México (Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas). Para ello, los tres gobernadores realizaron un acuerdo en donde le pedirán a la Federación que se eleve a rango de enfermedad grave el caso de Covid-19, para tener acceso a los recursos del fondo de Gastos Catastróficos.

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, mencionó que este fondo ayudaría de manera económica, para atender de manera adecuada la pandemia del Coronavirus.
“Lo primero es la justificación técnica para la solicitud de recursos económicos ante la federación, es un tema que tiene que ver precisamente con asegurarnos, que se eleve a rango de enfermedad esta pandemia que se está manejando hoy en día, de tal suerte que podamos acceder estos estados a lo que viene siendo el rubro de Gastos Catastróficos”.
Con este fondo se ampliaría y mejoraría los servicios de salud que brindan los tres Estados del Noreste.

Por otra parte, Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, explicó que dentro de este acuerdo también existe un punto de coordinación absoluta en procedimientos e infraestructura de salud, el cual consiste en que no importa el origen del paciente que llegue a presentar Coronavirus, en los tres estados se atenderá por igual.

“Hay mucha gente de Coahuila en Nuevo León o de Nuevo León en Coahuila o de Nuevo León en Tamaulipas o de Tamaulipas en Nuevo León, o sea que no tengamos esa frontera sí se atiende o no se atiende, vamos a abrir el apoyo de salud a cualquier ciudadano que este en nuestro estado independientemente de su origen”, aclaró el mandatario de Nuevo León.

Otro de los puntos que también se especificó en el acuerdo, es la homologación de esfuerzos y lineamientos de salud en diferentes lugares como escuelas, aeropuertos, centros recreativos, parques, penales, empresas y comercios, los cuales algunos ya se encuentran suspendidos y otros, como los aeropuertos, han intensificado sus medidas preventivas.

También buscarán reunirse con las autoridades de Texas, ya que esta entidad perteneciente a Estados Unidos, colinda con los tres Estados y recibe muchos turistas mexicanos, así como las personas Texanas también llegan a visitar los estados del Noreste.

Por otra parte, también se buscará tener una coordinación con las autoridades del Instituto Nacional de Migración (Inami), ya que entre las tres entidades existen más de 25 mil personas extranjeras que son vulnerables ante esta situación del Covid-19.

Este tipo de coordinación regional, nos vuelve a mostrar que se vienen rebasando las medidas que por ahora el gobierno Federal no está atendiendo de manera organizada y coordinada con la autoridades estatales.

Además, nos muestra que es tiempo de dejar la polarización política y ponerse a trabajar en forma conjunta y responsable los tres órdenes de gobierno. La contingencia de salud y la económica del virus del coronavirus, la caída del precio de petróleo, la debacle de todas las bolsas del mundo, la devaluación del peso mexicano, el descontrol de la inflación y el cierre inminente del sector automotriz no tiene precedentes en México.

La previsión actual de la recesión económica en México, varía desde un uno por ciento hasta de menos 4.5% entre los principales bancos y calificadoras de riesgos. Por todo ello, no tenemos más tiempo que perder. Dejemos de gobernar con ocurrencias y empezar a gobernar con inteligencia mirando juntos todos hacia una misma dirección.

«EL FUTURO DE MÉXICO Y DE TODOS LOS MEXICANOS».

Dejar un Comentario