Recomienda Profeco no consumir ciertas marcas de fórmula láctea para bebés; checa el motivo

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un estudio de laboratorio a diferentes marcas de fórmula láctea para bebés que se venden en México y detectó que algunas de éstas están hechas con aceite de palma, por lo que recomendó no consumirlas a menos que sea por prescripción médica.

Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco, adelantó que para la próxima edición de la Revista del Consumidor se llevó a cabo un análisis un análisis a 18 fórmulas lácteas, unas hechas con leche de vaca y otras con leche de cabra, donde se revisó que realmente la etiqueta corresponda con lo que diga el empaque y no se engañe al usuario.

“Varias marcas usan aceite de palma, hay muchos otros aceites que son sustentables y que existe un movimiento a nivel internacional que busca que se sustituya dicho aceite por la deforestación de selvas que representa, y se busca que las empresas lo sustituyan con otros aceites. Hay en el mercado 11 marcas que usan aceite de palma”, dijo a Milenio.

Asimismo, aclaró que el ingrediente no está prohibido y no hace daño a los bebés, “pero sí hace daño al medio ambiente y una empresa debería buscar sustituirlo”.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se mantenga un bebé hasta los seis meses exclusivamente con leche materna y que sólo en caso de que exista una enfermedad, algún tipo de ineficiencia en la madre o en el bebé, se utilice la fórmula láctea. No se recomienda que lo decida la mamá por sí misma, sino por prescripción médica”, aseveró.

Además, resaltó que las fórmulas lácteas no son leche en polvo, sino que pretenden sustituir la leche materna y eliminan en ciertas marcas algún ingrediente de leche por motivo de salud, “pero de salud específica del bebé o de la mamá. Entonces lo que buscamos enfatizar es que no la tomen si no hay prescripción médica”.

“Unas recomendaciones: no hay nada mejor como la leche materna; si tienes prescripción médica para el bebé de tomar fórmula láctea no se debe cambiar de recipiente porque se contamina, ya que muchas mamás las sacan por lo que usan y lo ponen en otro recipiente y se corre el riesgo de contaminación de la fórmula; y sobre todo, no calentar la fórmula en el microondas, debe ser en la estufa”, finalizó.

Notas relacionadas