Compartir
Secretaría de Salud pidió a la población protegerse de las altas temperaturas

Secretaría de Salud pidió a la población protegerse de las altas temperaturas

Secretaría de Salud pidió a la población protegerse de las altas temperaturas
Secretaría de Salud pidió a la población protegerse de las altas temperaturas

Redacción / La Luz de Tamaulipas

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  La Secretaría de Salud en Tamaulipas pidió a la población protegerse adecuadamente de las altas temperaturas, lavarse las manos correcta y frecuentemente, tomar suficiente agua y vigilar a las personas  más susceptibles a enfermedades asociadas al calor, como son ancianos, población adolescente, en edad fértil y las personas obesas.

El funcionario estatal reveló que este tipo de enfermedades se presentan cuando la temperatura ambiental supera los 32 grados centígrados y una humedad relativa mayor al 60 por ciento, y son generalmente de 4 diferentes tipos: calambres por calor, insolación, lesión térmica asociada al ejercicio y el golpe de calor.

Aunque no se ha presentado ningún caso de estas enfermedades en lo que va del año, las diarreas se registran de manera esperada y de enero a la fecha presentan un acumulado de 75 mil 505 casos en el estado.

Ante ello, Treviño García Manzo dispuso accionar una serie de estrategias en unidades de salud y escuelas para proteger tanto a la población escolar como a la sociedad en general, con prioridad en los grupos de riesgo ya mencionados.

Mediante el trabajo coordinado con autoridades de la Secretaría de Educación, se pide exponer lo menos posible a los niños al sol entre las 11 a 17 horas; mantener bien ventiladas las aulas que no cuenten con sistema de aire acondicionado o húmedo; asegurar el abastecimiento de agua para los alumnos; mantener en limpieza periódica las fuentes de almacenamiento de agua para uso y consumo humano; valorar la realización de eventos académicos o institucionales en áreas cerradas bien ventiladas , para no exponer a los niños al sol; brindar atención inmediata a los niños que presenten signos y síntomas de insolación y/o  cuadros diarreicos.

Para el resto de la población, es recomendable tomar agua de 2 a 3 litros al día; no exponerse por tiempo prolongado a los rayos del sol; evitar actividades físicas durante las horas de mayor calor  (11:00 a 17:00 horas); protegerse con sombrillas, gorras, sombreros; utilizar ropa fresca preferentemente de manga corta y colores claros;  usar protector solar para prevenir quemaduras y realizar pausas de media hora e hidratarse cuando se labora a la interperie, principalmente.

El responsable de la política estatal de salud pidió además preparar alimentos y líquidos ingeribles con un máximo de higiene (lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño); evitar exponer los alimentos por tiempos prolongados a la temperatura ambiente; ya que esta acelera su descomposición y acudir al médico de forma inmediata si presentan signos de alarma por enfermedades asociadas al calor, o por diarrea (deshidratación).

De ellas, dijo el funcionario, la insolación es el síndrome por calor más frecuente; sin embargo su morbilidad y mortalidad es muy baja y se debe a la falla de la respuesta cardiovascular a las altas temperaturas ambientales; su cuadro clínico incluye mareo, náusea, vómito, debilidad, sed, deseos de defecar y, a veces puede llegar a pérdida del conocimiento, presentar súbitamente hiperventilación, incoordinación muscular, agitación, confusión e incluso sufrir un colapso de breve duración.

El golpe de calor es la forma más grave de enfermedad asociada a las altas temperaturas, tiene una alta letalidad que oscila entre el 17 al 80%, incluso con tratamiento óptimo el desenlace fatal es frecuente; se  caracteriza por temperatura central elevada (40.5 grados ó más), acompañada de confusión mental, que puede progresar al estupor y a la pérdida del estado de conciencia, acompañado o no de anhidrosis (sin sudoración).

Finalmente, hizo un llamado a los tamaulipecos a seguir estas recomendaciones a fin de evitar las enfermedades ocasionadas por calor y reconocer las señales y signos de alarma para solicitar atención médica inmediata, que puede ser fundamental para evitar otras complicaciones, e inclusive salvar vidas.

Dejar un Comentario